domingo, 13 de noviembre de 2011

COLOFÓN A LA BATALLA DE CAMARÓN: LA RESPONSABILIDAD DE SER GOBERNADOR DE VERACRUZ

Para Bernardo Sánchez, que sabe de lo que hablo
video

ZARAMBEQUES EL AGUANIEVE CON FUGA DE BUSCAPIES S. de Murcia Sones Jarochos Tradicionales tomado del canal de Youtube de Belarmo

La genialidad de nuestro pueblo, fue tomar lo que posiblemente era música sacra, en la forma del barroco que llegaba a las costas veracruzanas, con la fuerza de la contrarreforma y transformarlo en arte profano, que canta a la vida con fuerza, como poca música lo ha logrado, de esa manera sacralizo su canto, que sé, ha de ser del agrado del padre eterno, imagino al buen Dios, rodeado de la música de cuerdas, en un celestial ensamble de ángeles jarochos, huastecos, afromestizos, chichimecas, cantando la gloria de su obra. Me gusta la imagen.

Todavía joven llegue a Veracruz, a trabajar en la región de Sotavento, encarando lo que un joven sociólogo, se suponía debía atender en la problemática agraria, poco pude hacer, el tiempo todavía dominado por el partido de Estado y la sombra cruel de los caciques, fresca estaba aun la sangre y el fuego en la plaza de Tehuipango. Había elegido Veracruz enamorado como estaba y estoy de aquella música.

Este artículo narra un evento histórico que fija el alcance de la nobleza de nuestro pueblo y de sus gobernantes, cuando los gobierna la buena idea. El gobernador de Veracruz al mando de los batallones de Córdoba, Jalapa y Orizaba, combatió con las armas en la mano al enemigo, no se quedo a hacer declaraciones de diversa índole, sino armado del honor personal y del que encarnaba, como autoridad de un pueblo noble, afronto el fuego enemigo, al final no insulto al enemigo derrotado, que también eran nobles soldados, sino los protegió y cuido como propios. Para mi ese es el centro de la historia y la grandeza de uno de los grandes, no solo de Veracruz, sino de México. La medida para ser Gobernador de Veracruz.

Coronel Francisco de Paula Milán

En Veracruz, con su mosaico étnico, cultural y geográfico es la síntesis de lo que es México, una cultura mestiza, que va desde la profunda cepa de los pueblos originales, vivos para nuestra suerte y vergüenza, el fiero cimarrón escondido en el tono cobrizo del afromestizo, nuestros primeros libres de San Lorenzo de los Negros, hoy Yanga, el Español, conquistador, republicano o inmigrante (como mi tatarabuelo) que habita en todos los mestizos y criollos y que llegó a estas tierras por el Puerto que hizo a la Patria, libaneses, palestinos, judíos, alemanes, franceses, gringos, todos pasaron por esta tierra que asombra a cada paso y se enriquece de esa marea humana, que llegó a sus costas para bien, en la mayoría de los casos.

Los dioses originales presentes en la perseverancia del pueblo totonaco, volando en ritual abierto a los cuatro puntos cardinales, de los que habla el popol vuh y la poesía náhuatl, al irse abriendo paso a dioses duales como el señor del cerca y del junto en náhuatl Tloque Nahuaque “En su libro 'Filosofía Náhuatl', Miguel León-Portilla profundiza en el significado del término mencionado (así como de muchos más). Brevemente comentaremos que tloc significa cerca; náhuac es, de forma literal, en el circuito de. Ahora, el sufijo -e (Tloqu-e Nahuaqu-e) da la connotación de que ambos significados son "de él". Por lo que podemos concluir que Tloque Nahuaque es el dueño de lo que está cerca y de lo que está en el circuito. En esta misma obra, el autor lo relaciona como otro de los muchos nombres con los que se conocía a Ometéotl (Dios de la dualidad).” (1) Un Dios donde se presiente un naciente monoteísmo que integra la totalidad de la naturaleza.

Como señala la Unesco al declarar ese vuelo veracruzano y mexicano patrimonio inmaterial de la humanidad:

“La ceremonia ritual de los voladores es una danza asociada a la fertilidad que ejecutan diversos grupos étnicos de México y Centroamérica, en particular los totonacos del Estado de Veracruz, situado al este de México. Su objeto es expresar el respeto profesado hacia la naturaleza y el universo espiritual, así como la armonía con ambos. En el transcurso de la ceremonia, cuatro jóvenes trepan por un mástil de 18 a 40 metros de alto fabricado con el tronco de un árbol recién cortado en el bosque tras haber implorado el perdón del dios de la montaña. Sentado en la plataforma que remata el mástil, un quinto hombre, el caporal, toca con una flauta y un tambor melodías en honor del sol, así como de los cuatro vientos y puntos cardinales. Después de este acto de invocación, los danzantes se lanzan al vacío desde la plataforma a la que están atados por largas cuerdas, giran imitando el vuelo de los pájaros mientras la cuerda se desenrolla, y van descendiendo paulatinamente hasta el suelo. Cada variante de la danza ritual de los voladores representa un medio de hacer revivir el mito del universo, de modo que esta ceremonia expresa la visión del mundo y los valores de la comunidad, propicia la comunicación con los dioses e impetra la prosperidad. Para los ejecutantes de esta danza y todas las personas que comulgan con la espiritualidad del rito en calidad de espectadores, la ceremonia de los voladores constituye un motivo para enorgullecerse de su patrimonio y de su identidad culturales, al mismo tiempo que suscita un sentimiento de respeto por ambos.”(2). Conmueve la carta de aceptación de la comunidad a la UNESCO escrita por Alejandrino García Castaño entonces indígena de 18 que dice “Pido que se respeten nuestro derechos como indígenas voladores y que socialmente podamos seguir practicando dignamente nuestro ritual que además une a la comunidad”. Hay que leerlo claramente “que además une a la comunidad”

En ese regreso del que nació el artículo sobre la Batalla de Camarón y su emotiva ceremonia, después de la cual con mi compañera partí al Puerto, donde la mudanza arquitectónica era notoria, no así la gentileza y alegría del porteño, presente en todo momento, un monumento sin embargo en Boca del Río, marcó ese reencuentro personal, la celebración de ese vuelo espiritual, que declaró la UNESCO, patrimonio de todo habitante del planeta, en una estatua que me deleito.

Por eso la ofensa de los criminales, tirando restos humanos a un costado del monumento que celebra el ciclo agrícola de vida, es absurda imposición de una grotesca imagen, con fines de intimidación para desunir a la comunidad, para cimbrarla por el miedo.

La reacción del gobernador de Veracruz, lo empequeñeció, preso de un sistema que se sobrevive a sí mismo. Ya no hay gobernantes como Lázaro Cárdenas, capaces de romper con su protector y promotor y encarar el cambio, para unir a la comunidad.

La sustancia que es Veracruz, sin embargo permanece, solo hay que verla con pasión, en esa tierra prodiga, donde se originó la patria: nuestra nacionalidad está en su estado más puro. Solo falta hombre que gobierne en la medida de ella.

Se acerca el aniversario del nacimiento de uno de los mitos mexicanos más profundos, para mí, un hijo de la edad de la razón y el liberalismo con torrentes de sangre jacobina y girondina, la fe profunda de mi pueblo, me es extraña, lo acompaño amoroso sin embargo, mientras clama a la Señora de esta Tierra un milagro, por hoy yo también pido, exijo, deseo, clamo, lloro por un milagro: buen gobierno y con música termino.

Xochipitzahuatl(3)

Flor menudita

Xihualacan huan poyohuan

Ti paxalo ti María

Timiyahualotzan, pan Tonantzin

Santa María Guadalupe.

Vengan todos compañeros

a visitar a María

rodearemos a Tonantzin

Santa María Guadalupe.

video
Trio Aires Huastecos, interpretando Xochipitzahuatl

(1) http://es.wikipedia.org/wiki/Tloque_Nahuaque

(2) http://www.unesco.org/culture/ich/index.php?pg=00011&RL=00175

(3) http://www.mamalisa.com/?t=ss&p=3192&c=50


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails