lunes, 21 de septiembre de 2009

DON ESTEBAN CERVANTES BARRERA


Féretro de héroe


Siempre hay personas valerosas, que frente al abandono institucional se alzan como monumentos a lo mejor del ser humano e individuos bestiales y cobardes, parapetados en la facilidad que tienen los delincuentes en obtener y portar armas y en la imposibilidad de los buenos ciudadanos de comprarlas y portarlas legalmente. Pobre México desarmado e inerme.


No se que decir frente a la imagen de un hombre armado tan sólo con una fuerza colosal: su propio cuerpo y con una alma y corazón enormes. Se lanza contra el asesino para detener el ataque y es repelido por el delincuente y herido se levanta una y otra vez, para intentar doblegar al agresor. Busqué su imagen en el internet y nada encontré, solo la borrosa figura indetenible del video de seguridad del Metro de la ciudad de México. Esta ausente ,como el pomposo Jefe de Gobierno del Distrito Federal en el sepelio de este modesto héroe, mismo funcionario que nos asegura que los protocolos de seguridad del metro capitalino, son como los de Tokyo y Madrid, podrán ser de donde guste y mande, sencillamente no le creo.


Tampoco se dice nada del policía muerto en cumplimiento de su deber, sus vidas y sus nombres se pierden en la lista de prioridades de los políticos ,que con diversa dicción y verbo se les ve decir lo que sea. Palabras que se pierden en lo dicho por tantos políticos en nuestra historia, son sólo moneda falsa, sin corazón, sin alma, mentirosa. Solo queda la imagen de este maravilloso –lo sé- ser humano. Su rostro anónimo, curtido en el trabajo, sus manos fuertes. de construir cosas, edificios, techos, laminas, una familia. Mucho más de lo que todos los políticos podrán hacer en su miserable vida.


Me acerco a esta historia con vergüenza, con pena, con dolor y rabia. Frente a tanto asesino suelto y armado en esta patria amada, un solo Esteban Cervantes Barrera nos devuelve la esperanza.


Reportaje en Hechos


"Ni funcionarios ni honores en el sepelio del héroe civil en San Lorenzo Tezonco[1]

Israel Yáñez G. | Ciudad

Lunes 21 de Sep., 2009 | Hora de creación: 21:55| Ultima modificación: 00:07

Todos los entierros son tristes, pero cuando se trata del sepelio de un héroe, hay una mezcla de dignidad, honor, tristeza y llanto, como en el de Esteban Cervantes Barrera, quien ayer fue acompañado por su familia hasta su última morada, en medio de gritos y llanto, pero también con orgullo por su proceder.


Sin honores, discursos y promesas oficiales, ayer una de las víctimas que perdieron la vida en el Metro Balderas fue despedido por su familia en el Panteón Civil de San Lorenzo Tezonco.


“Las golondrinas”, “Amor eterno”, “Caminos de Michoacán”, fueron algunos de los temas musicales interpretados por los Coyotes del Norte.


En contraste con los discursos y promesas de los homenajes oficiales, ninguna de las autoridad estuvo presente para reconocer al ciudadano, al que horas antes ensalzaron.


Martha Grimaldo Armendáriz, esposa del hoy occiso, prefirió no estar en la ceremonia luctuosa; sin embargo, su llanto y dolor fue el mismo, pues se desmayó varias veces en el rincón apartado del panteón donde se encontraba, según refirieron sus familiares.


Dos adolescentes, no mayores a los 14 años, dieron muestra del entrañable amor que sentían por su abuelo, pues en todo momento estuvieron al pie de la fosa, llorando y gritando por el hombre a quien consideraban su padre."


Al observar la imagen de don Esteban una y otra vez levantarse para detener al asesino se me viene a la mente un poema del ilustre poeta argentino Pedro Bonifacio Palacios también conocido como "Alma Fuerte", la hipotesis del poeta, claramente es el alma de don Esteban sirva pues de homenaje:


ALMA FUERTE I (Piu Avanti)

No te des por vencido ni aún vencido

no te sientas esclavo, ni aún esclavo

trémulo de pavor, piénsate bravo

y arremete feroz ya mal herido

Ten el tesón del clavo enmohecido

que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo

y no la cobarde intrepidez del pavo

que amaina su plumaje al primer ruido

Procede como Dios que nunca llora

o como lucifer que nunca reza

o como el robledal cuya grandeza

necesita del agua y no la implora

Que muerda y vocifere vengadora

ya rodando sobre el polvo tu cabeza.

ALMA FUERTE II (Avanti)

Si te postran diez veces

te levantas otras diez, otras cien, otras quinientas

no han de ser tus caídas tan violentas

ni tampoco por ley han de ser tantas

Con el hambre genial con que las plantas

asimilan el humus avarientas

deglutiendo el rencor de las afrentas

se formaron los santos y las santas

Obsesión casi asnal para ser fuerte

nada más necesita la criatura

y en cualquier infeliz se me figura

que se rompen las garras de la muerte

Todos los incurables tienen cura

cinco segundos antes de la muerte.



[1] http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=458671 (Descargado 21 de septiembre de 2009 17:35)


1 comentario:

Tenamaxtli dijo...

Hola que tal

Me gusto mucho su entrada. Yo tambien soy sociologo y tambien le dedique una entrada a Don ESteban. Espero tenga tiempo de checarla

http://tenamaxtlimoderno.blogspot.com/

Related Posts with Thumbnails