jueves, 29 de abril de 2010

Bonnie and Clyde ¿Ejecución o uso legitimo de la fuerza?

Bonnie y Clyde días felices
El presente artículo surgió como comentario al artículo “Bonnie Parker y Clyde Barrow: Bonnie and Clyde” del interesante, informado y bien presentado blog “Escrito en Sangre”, mismo que ampliamos y mejoramos la información. El artículo al que hacemos referencia es un excelente recuento de dos lamentables sujetos, producto de su tiempo y las circunstancias del mismo. Las cuales fueron suficientes para desarrollar en ellos una deviación criminal.
En el caso de Clyde Barrow las circunstancias fueron el aislamiento, en que trascurrió su infancia en Telico, Texas, que es hasta la fecha una comunidad no incorporada en el centro este del condado de Ellis, establecida en 1856[1] . De acuerdo a la legislación administrativa de los Estados Unidos, un área no incorporada es una región que no forma parte de alguna municipalidad, por tanto carece de gobierno propio en forma de una corporación municipal y es administrado por una autoridad superior, en este caso el Condad o [2] . Apenas visible, Telico es lo que en México conocemos como un caserío, al sur de Dallas y al momento de nacer Clyde Barrow no llegaría a los cuarenta habitantes, actualmente, más de un siglo después del nacimiento de su habitante mas famoso, posee una población de doscientas almas [3].
Telico ubicación geográfica regional
Telico vista aérea
“Clyde Barrow nació en Telico, Texas (…) el 24 de marzo de 1909. Era el sexto de ocho hermanos. Su padre, Henry Barrow, era un granjero que conseguía mantener a duras penas a su familia cultivando algodón. Sus hijos, mal vestidos y desnutridos, pasaban largas temporadas con parientes que se podían hacer cargo de ellos.” [4]. No esprobable que los parientes del muchacho lo hubieran tratado con mucha delicadeza o paciencia, en un área agrícola inmersa en la crisis del cultivo del algodón y basada en hondas creencias religiosas bautistas e individualistas, la dureza y hasta brutalidad habría sido la norma. Ignoro si en lengua inglesa exista el refrán: “El muerto y el arrimado a los tres días apestan”, pero seguramente se aplicaba en los hechos, dado que el muchacho careció de educación y orientación, en esa etapa fundamental para su formación. Una víctima en busca de víctimas. He tenido la oportunidad de entrevistar a jóvenes pandilleros, con historias personales y emocionales similares a las de Clyde Barrow, miserables que roban a gente pobre, como fue el caso de la mayoría de hurtos perpetrados por este rufián. Al ver a aquellas jóvenes vidas, torcida su existencia por el crimen, no puede dejar de sentirse cierta pena, pero cuando se mira los hechos reclamados al delincuente y los efectos en sus víctimas en mi caso cesa.
Foto de Clyde de bebé
Bonnie no venía de un entorno tan cerrado en lo geográfico y cultural como la granja en la que creció Clyde, pero tampoco su vida fue perita en dulce:
“Bonnie Parker nació el 1 de octubre de 1910 en Rowena, Texas (Estados Unidos). Hubert, su hermano, tenía dos años más que ella y en 1913 vino al mundo su hermana Billie Mace Parker.” [5]
Rowena al momento de nacer Bonnie tendría alrededor de cien habitantes, se supone que debe su nombre al amor de un caballero de nombre Jonathan Miles por una tal Rowena, también pudo ser el nombre de la esposa del encargado de la estación de ferrocarril, que fue el origen del pueblo, uno más grande y con más éxito que Talico, pero no mucho mayor, los fundadores del pueblo, fueron inmigrantes alemanes y checos. [6]
Rowena ubicación geográfica regional
Rowena vista aérea
“Los chicos se quedaron sin padre en 1914 y la madre, Emma, se mudó con toda la familia a Dallas. Vivían en una zona suburbial de la ciudad llamada Cement City, que era un lugar peligroso y duro.” [7]
Bonnie adolescente
El nombre de Cement City se debía al hacho de existir una planta de Cemento, la Trinity Portland Cement Company; cualquiera que haya vivido cerca de una planta de este tipo, podrá estar de acuerdo que no es el mejor lugar para pasar la infancia. En los archivos en línea de la Biblioteca Pública de Dallas se encuentra una sección denominada “Lost Neighborhoods” o “Barrios Perdidos”, incluye tres: Eagle Ford/West Dallas, Little Mexico y African-American. En el primero se encontraba “Cement City” [8], un barrio construido sobre la base a la emigración salvaje de granjeros en quiebra a la ciudad. Los tres barrios desaparecidos son como la mala conciencia de una ciudad exitosa, el primero para la “Poor White Trash” o pobre basura blanca, una referencia a los norteamericanos blancos, que no han logrado el “sueño americano”, los segundos los antiguos dueños de la tierra, convertidos en extranjeros reales o socioculturales por el Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1847 y finalmente los afroamericanos, con apenas dos generaciones de separación de la esclavitud. Barridos por el progreso o por la zonificación racista, que quería construir una ciudad perfecta, sin pobres, mexicanos o negros. El escenario perfecto para el magnicidio más famoso. Por supuesto las “minorías” siguen ahí.
Vista aérea de La Trinity y Cement City
Casa en Cement City
“Bonnie obtenía buenos resultados en la escuela. Tuvo más suerte que Clyde durante la infancia, ya que no tuvo que soportar el desolador ambiente de una solitaria granja tejana. Su padre murió cuando sólo contaba cuatro años de edad, y su madre se trasladó a una de las peores zonas de Dallas. Allí esperaba poder encontrar trabajo para mantener a su familia.
“La niña era lista, aprendía con rapidez, pero a la vez se iba volviendo quisquillosa y violenta. Era una niña inteligente, pero, no obstante, sus compañeros sabían que era mejor no llevarle la contraria. La pequeña rubia se transformaba entonces en un ser muy violento.” [9] Un furcia en potencia pues.
Escuela de Bonnie
No deja de asombrarme que siga causando admiración la historia de Bonnie and Clyde, tal vez por la juventud que tenían al momento de morir o por lo menos el tenerse fidelidad en su corta y despiadada vida. Sin embargo no dejan de ser unos miserables y cobardes matones; sólo hay que ver en este artículo, la descripción de los eventos, en las cuales perdieron la vida, sus inocentes víctimas. Véase el caso del anciano dueño de la gasolinera y joyero, el señor Bucher, bien es cierto que lo mata Hamilton, pero Clyde fue el instigador del evento y con su carita de “yo no fui” logró que el anciano le abriera para, supuestamente comprar una cuerdas de guitarra, cosa que logra con la estratagema de darle un billete, para que abriera la caja de caudales, posteriormente al ser muerto por el mequetrefe Hamilton, como buitre se abalanza para lograr el dinero del viejo; el caso de los oficiales patrulleros E.B. Murphy y H.D. Wheeler que murieron sin llegar a desenfundar.
Foto del frente de la lapida donde ocurrió la muerte de Bonnie and Clyde
Foto de la parte trasera del monumento donde ocurrió la muerte de Bonnie and Clyde
No fueron ni siquiera ladrones eficaces, en algunos casos fueron casi estúpidos; para privar de la vida a otro ser humano si actuaron con despiadada eficacia, siempre y cuando lo hicieran en contra de personas desarmadas o mal armadas.
El contexto en que ocurren los hechos descritos en el artíuculo es la Gran Depresión: “La Gran Depresión fue una grave crisis económica mundial que se prolongó durante la década anterior a la Segunda Guerra Mundial. Su duración depende de los países que se analicen, pero en la mayoría comenzó alrededor de 1929 y se extendió hasta finales de la década de los años treinta o principios de los cuarenta.[1] Fue la depresión más larga en el tiempo, de mayor profundidad y la que afectó a más países de las sufridas en el siglo XX. En el siglo XXI ha sido utilizada como paradigma de hasta qué punto puede disminuir la economía mundial.[2] La depresión se originó en los Estados Unidos, a partir de la caída de la bolsa del 29 de octubre de 1929 (conocido como Martes Negro), pero rápidamente se extendió a casi todos los países del mundo.
“La Gran Depresión tuvo efectos devastadores en casi todos los países, ricos y pobres. La renta nacional, los ingresos fiscales, los beneficios y los precios cayeron, y el comercio internacional descendió entre un 50 y un 66%. El desempleo en los Estados Unidos aumentó al 25%, y en algunos países alcanzó el 33%.] Ciudades de todo el mundo se vieron gravemente afectados, especialmente las que dependían de la industria pesada, la construcción prácticamente se detuvo en muchas áreas. La agricultura y las zonas rurales sufrieron la caída de los precios de las cosechas que alcanzó aproximadamente un 60 por ciento. Ante la caída de la demanda, las zonas dependientes de las industrias del sector primario, con pocas fuentes alternativas de empleo, fueron las más perjudicadas.
Los países comenzaron a recuperarse a mediados de la década de 1930, pero sus efectos negativos en muchos países duraron hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial” [10]
Los efectos devastadores de esa crisis visualmente se pueden representar en la famosa fotografía tomada por Dorothea Lange conocida como “Madre migrante”, foto que, muestra a los desposeídos cosechadores de California, centrándose en Florence Owens Thompson, de 32 años, madre de 7 hijos, en Nipomo, California (marzo de 1936). El rostro de una madre ajado por una vida dura de trabajo al sol, mirando un futuro sin esperanza, mientras sus dos pequeñas hijas se esconden del ojo de la cámara.
Madre Migrante
Quien quiera conocer más acerca de la vida de estos personajes puede acudir al artículo citado, de verdad, vale mucho la pena, sin embargo el objeto y alcance de este comentario tiene otros propósitos. ¿Fue ejecución lo ocurrido en el camino rural de Sailes Louisiana? Surge la anterior pregunta del mismo artículo reseñado, al referirse a los agentes de la ley que ultiman a la pareja como ejecutores y al hecho como una ejecución. La misma en los sistemas que poseen aún la pena capital, es sucintamente definida como: Acto de dar muerte a un reo condenado a esta pena. El cual no era el caso toda vez que no habían sido condenados por ningún tribunal a dicha pena, estaríamos entonces ante lo que se denomina actualmente como “ejecución extrajudicial”, dicho concepto jurídico se define como:
“Una ejecución extrajudicial o extralegal es, según el derecho internacional humanitario, un caso de violación a los derechos humanos que consiste en el homicidio de manera deliberada de una persona por parte de un servidor público que se apoya en la potestad de un Estado para justificar el crimen. Pertenece al género de los delitos contra personas y bienes protegidos por el derecho internacional humanitario.
“Una ejecución por parte de agentes del Estado es extrajudicial cuando no está dentro de los siguientes parámetros
* La legítima defensa.
* En combate dentro de un conflicto armado.
* El uso racional necesario y proporcionado de la fuerza para hacer cumplir la ley.
* Por imprudencia, impericia, negligencia o violación del reglamento.” [11]
En este blog ya hemos utilizado el documento al que nos referiremos adelante, pero que es pertinente seguir comentando, toda vez que ya ha servido como modelo en muchas legislaciones, incluida la mexicana, en el caso de varias entidades federativas y en las últimas reformas de la Ley de Seguridad Nacional recientemente aprobadas que señala entre otras cosas: “PRINCIPIOS BÁSICOS SOBRE EL EMPLEO DE LA FUERZA Y DE ARMAS DE FUEGO POR LOS FUNCIONARIOS ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY”.
“5. Cuando el empleo de las armas de fuego sea inevitable, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley:
a) Ejercerán moderación y actuarán en proporción a la gravedad del delito y al objetivo legítimo que se persiga;
b) Reducirán al mínimo los daños y lesiones y respetarán y protegerán la vida humana;
(…)
7. Los gobiernos adoptarán las medidas necesarias para que en la legislación se castigue como delito el empleo arbitrario o abusivo de la fuerza o de armas de fuego por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.
(…)
Disposiciones especiales
9. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no emplearán armas de fuego contra las personas salvo en defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o lesiones graves, o con el propósito de evitar la comisión de un delito particularmente grave que entrañe una seria amenaza para la vida, o con el objeto de detener a una persona que represente ese peligro y oponga resistencia a su autoridad, o para impedir su fuga, y sólo en caso de que resulten insuficientes medidas menos extremas para lograr dichos objetivos . En cualquier caso, sólo se podrá hacer uso intencional de armas letales cuando sea estrictamente inevitable para proteger una vida.
10. En las circunstancias previstas en el principio 9, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se identificarán como tales y darán una clara advertencia de su intención de emplear armas de fuego, con tiempo suficiente para que se tome en cuenta, salvo que al dar esa advertencia se pusiera indebidamente en peligro a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, se creara un riesgo de muerte o daños graves a otras personas, o resultara evidentemente inadecuada o inútil dadas las circunstancias del caso.”
En mi opinión, dado los sucesos ocurridos con el sheriff “Smoot” Schmid cerca de Dallas “El sheriff insistió en que había que atenerse a la ley y, por lo tanto, los ladrones debían tener la oportunidad de rendirse antes de ser detenidos. Cuando apareció el coche de Clyde, el sheriff se levantó de entre la hierba y le dio el alto, pero la respuesta fue un corto tiroteo y una nube de humo.” Este sheriff fue conocido como una persona amable y bien intencionada, electo a su cargo en 1933, permaneció en el mismo hasta 1947.
Al emboscarlos de la manera en que fue realizada la neutralización, por parte de las fuerzas de la ley de Luisiana y de Texas se aplican los principios 9 y 10 del citado documento “detener a una persona que represente ese peligro y oponga resistencia a su autoridad, o para impedir su fuga, y sólo en caso de que resulten insuficientes medidas menos extremas para lograr dichos objetivos” y las excluyentes para sobre identificación y advertencia, por tanto no se trato de una ejecución, sino del uso legitimo de la fuerza, donde un grupo de oficiales somete a un par de peligrosos delincuentes.
video
Película tomada en el día de los hechos, muestra el cadáver de Bonnie
Existe morbo, deleite, fascinación y hasta simpatía por figuras románticas, pero estos sujetos no lo son, si hay un romántico es el sheriff “Smoot” Schmid, no veo que exista un monumento o historia acerca de él.
Sheriff “Smoot” Schmid
[1] http://en.wikipedia.org/wiki/Telico,_Texas
[2] http://en.wikipedia.org/wiki/Unincorporated_area
[3] http://www.tshaonline.org/handbook/online/articles/TT/hnt10.html
[4]http://cmcorpkillers.blogspot.com/2010/01/bonnie-parker-y-clyde-barrow-bonnie-y.html
[5]http://cmcorpkillers.blogspot.com/2010/01/bonnie-parker-y-clyde-barrow-bonnie-y.html
[6] http://www.texasescapes.com/TexasTowns/RowenaTexas/RowenaTexas.htm
[7] http://cmcorpkillers.blogspot.com/2010/01/bonnie-parker-y-clyde-barrow-bonnie-y.html
[8] http://dallaslibrary.org/texas/photogallery/lost.html
[9]http://cmcorpkillers.blogspot.com/2010/01/bonnie-parker-y-clyde-barrow-bonnie-y.html
[10] http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Depresi%C3%B3n
[11] http://es.wikipedia.org/wiki/Ejecuci%C3%B3n_extrajudicial

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails